sábado, marzo 26, 2005

Cómo superar un bajón y no morir en el intento.

Por todas es sabido que una buena p-i tiene sus épocas depresivas y sus bajones cíclicos. Los síntomas más típicos son la apatía, la hipersensibilidad (veinte veces peor que cualquier proceso menstrual), la hostilidad hacia cualquier tipo de vida, el odio a nosotras mismas, los pensamientos negativos (ay, no, eso siempre va con nosotras) y el agobio a...todo, básicamente. Es difícil explicar que se siente en un momento de bajón, de todas maneras seguro que se puede encontrar en cualquier libro científico alguna descripción superflua (para explicaciones más específicas es mejor acudir a cualquier libro de la Plath o Elizabeth Wurtzel), es cuestión de buscar.
Ahora, para poder salir de un bajón...un momento, salir? Seguro? Estamos seguras de querer salir de la mierda en la que nos hemos auto-hundido? Además, es la excusa perfecta para reclamar la atención que tanto necesitamos, la oportunidad de desplegar nuestra vena melodramática, y como buenas p-i contradictorias (véase punto 10) se hará de la forma más retorcida posible: aislándonos del mundo exterior. Nos encerraremos en nuestra casa, apagaremos el móvil, desconectaremos internet, apagaremos las luces de toda la casa, nos meteremos en la cama y nos taparemos con la manta más gruesa que tengamos...previo aviso a todo el mundo de nuestras intenciones, para que, obviamente (y con razón), la gente se preocupe y acuda a socorrernos.
Pero entonces empieza el proceso odio-el-mundo-y-soy-una-antisocial, en el cual se procederá a morder la mano que se tiende a ayudarte. Da igual quien esté a tu lado escuchando todas las estupideces que digas, o soportando los odiosos silencios, sea quien sea el alma caritativa con vocación de Papa (próximo a la muerte, sucumbiendo a tus puyas) será el blanco más fácil para descargar todas tus hostilidades. Los sarcasmos se agudizarán, utilizarás cinismos hasta con el gato, y la ironía saldrá cuando hables incluso con tu abuela (esa que tiene más de 80 años y no recuerda ni como te llamas). Pobre de aquel que se te acerque, porque una está deprimida y el mundo entero tiene la culpa, así que justo es que lo pague.
Finalmente, después de andar varios días (sólo días, recordemos que es un bajón pasajero, no la depresión absoluta) con una nube negra encima de la cabeza y con la marcha fúnebre de banda sonora, la estupidez del asunto hará que despertemos de una puñetera vez. Así que empezaremos a salir del mundo que nos hemos creado para encerrarnos (y de la armadura que nos hace creernos tan duras que no necesitamos ningún tipo de ayuda), pediremos perdón a todo aquel que haya sufrido nuestra presencia, pondremos algún que otro monumento a la paciencia de algun@s, nos tomaremos con más filosofía nuestra neuras y paranoias (si es que las hay...), seguiremos implorando perdón (por si acaso) y saldremos a emborracharnos (no importa que sean las 4 de la tarde) con la esperanza de que el alcohol borre de nuestra memoria los últimos tres días...o cinco años.

Moraleja: No hay manera digna de sobrellevar un bajón estúpido, por muy diosa/divina que sea una...

martes, marzo 22, 2005

10.-Contradictorias

Para que negarlo, las p-i somos contradictorias.
No un poco, no. No, de vez en cuando...nosotras todo lo hacemos a lo grande y por lo tanto, somos constantemente contradictorias.

Reinas del arrepentimiento inmediato, del cabreo fortuito y la depresión fulgurante.
Siempre hablaremos de más excepto cuando debemos hacerlo, entonces un repentino ataque a las cuerdas vocales nos impedirá articular palabra.
Firmes donde debemos ser comprensivas, corderitos donde hay que ser fieras...tan pronto despedazaremos en 2 minutos a un pobre inocente como nos dejaremos humillar a cámara lenta por el primer hijo de puta que se nos cruce.

Inoportunas e incontrolables...siempre inesperadas.

Y que nadie se atreva a decir lo contrario!

jueves, marzo 10, 2005

Clemencia

Si aún te queda un poco de razón...aprende a rezar a los Dioses en los que no crees...o en ti mismo que para algo te erigiste Dios.

Por que juro que si encuentro el modo toda venganza va a ser poca.
Por que hoy los "simples mortales" se convierten en jueces y justicieros.
Por que no voy a parar hasta que te oiga suplicar clemencia.

Y tú borraste esa palabra de mi vocabulario.

martes, marzo 08, 2005

cambio de planes


Teniendo en cuenta los altos niveles de alcohol que se están paseando por mis venas ya sé de dónde sale tanta sangre... Sería este un buen comienzo para una buena historia gore donde una simple y esquelética doncella (ja!) de piernas largas i corta minifalda con la mirada perdida en su verdugo se estuviera marchando del mundo a través de una aguja en el brazo cargada de amor. Del amor verdadero, of course, de aquél que siempre te dice la verdad y te acompaña en casa con su coche, del que te invita siempre a los cafés y te compra palomitas, del que te presenta a sus ‘maravillosos’ padres que sólo hacen que reírle las gracias, del que te dice lo guapa que eres hasta que la palabra ha dejado de tener significado de tanto usarla, del que con tu tristeza hace una sonrisa para que te sientas mejor cuando tu solo quieres un abrazo... A la mierda con ese amor! A la mierda con sus jeringuillas! A la mierda con el mundo que representa! porque no me representa a mí, porque no quiero ser una simple y esquelética doncella de piernas largas i corta minifalda, y solo por eso, quiero mostrarle mi desprecio: te desprecio!

domingo, marzo 06, 2005

9.- Soledad

Una buena p-i suele estar sola. Y, además, lo disfruta. La relación con la soledad empieza en la infancia/adolescencia, cuando empieza a aflorar el carácter pseudo-intelectual y los demás, a la vez, empiezan a rechazarlo, lo que acaba en un proceso de marginación, a veces voluntario, otras no tanto... A partir de entonces se aceptará a la soledad como una de las más fieles compañeras, aunque llegue un punto en que puede convertirse en la relación amorosa más larga que se tenga nunca (suena triste...pero ella siempre está allí...dispuesta siempre a acogerte...se llega a amar tanto a la soledad...) Entonces será cuando aquello de "mejor sola que mal acompañada" se convertirá en un mantra, y se llevará hasta el extremo de una automarginación de nuestro entorno (muchas veces de forma innecesaria), gente que podría ser realmente interesante para una p-i, pero de la que en un ataque de antisocialidad decides apartarte. Pero la soledad es beneficiosa en otros sentidos, puede ayudarnos a mejorar nuestro yo interior (sola se reflexiona mejor), a inflar nuestra vena creativa, a relajarnos y observar de forma pausada el mundo, etc. Claro que también puede incrementar nuestro nivel de paranoia...Es un arma de doble filo, y esto nos hace preguntarnos, por primera vez en el método de autoaceptación para p-i: realmente nos gusta la soledad?

sábado, marzo 05, 2005

Necro(i)lógicas


P. I el Prepotente

(Dr. Gral. de Hijos-de-puta Sin Fronteras)

Falleció el día 4 de marzo de 2005.

Los perjudicados y afectados por su gran labor convocan una reunión para celebrar su reingreso en el infierno.

La fiesta se celebrará hoy, 5 de marzo, en el cementerio del Olimpo.
Se ruegan botas militares para bailar con más soltura sobre su tumba.




viernes, marzo 04, 2005

Ponga una psicótica en su vida


psicótica adj. n. f. relativo o perteneciente a la psicosis; afectado de psicosis.
psicosis n. f. 1 alteración global de la personalidad que trastorna las relaciones del sujeto con la realidad. 2 obsesión colectiva provocada por un traumatismo de origen social o político.
Típico diagnóstico de bata blanca. Pero me gusta su/mi descripción, porque me va como un guante y me queda la mar de bonita. Y es que, en este nuestro mierda de mundo, como podemos ser sino todos alterados globalmente en nuestras simples personalidades? Como podemos ser sino obsesionados colectivamente por culpa de la sociedad? No esperéis grandes respuestas, pues las tenéis muy cerquita... solo hace falta cogerlas, provarselas, comprobar que son útiles para la vida moderna y empezar a disfrutar con ellas. Por aquí mis compañeras de reparto ya han hecho un montón de trabajo (ovación!) para alumbraros el camino a seguir. Es el momento de ponerse en marcha, de empezar a vivir auténticamente según los cánones de una verdadera p-i y poder ver, al fin, un montón de luces al final del túnel. Porque yo lo valgo...

jueves, marzo 03, 2005

Nota de la redacción

Tras un mes de andanzas divaneras, vista la avalancha de peticiones (ver punto 1 del método) y nuestra reciente visita a la Sociedad Catalana de Psiquiatría (ver 7), aquí las abajo firmantes hemos tomado una decisión.

Hemos de decir que el casting ha sido duro, todas las aspirantes han demostrado sobradamente que lo nuestro no es un caso único, hay miles de p-i ahí fuera esperando a demostrar su valía.

Nuestras andadas como auténticas p-i se han visto compensadas con una nueva viajera.

Hemos recibido muchas solicitudes y hemos visto, con tremendo orgullo, la calidad y cantidad de p-i que hay en las calles.

Pero el lugar es limitado y los castings severos, superándolos únicamente la siguiente candidata:

-Srta.psicótica.


Bajo los aplausos efusivos de toda la comunidad p-i del mundo que se ven reflejadas en este diván por la buena iniciativa de la precursoras de este espacio,(modestia aparte, claro!) y con la más calurosa bienvenida por parte del equipo de selección recibimos a nuestra nueva compañera.
Sin más preámbulos, que empiece la fiesta...

Atentamente,

Srta. Paranoica y Srta. Neurótica