domingo, febrero 27, 2005

7.- Crueldad

Si, hay que reconocerlo, una buena p-i tiene que tener un punto de crueldad. Puede ser utilizado para ocultar inseguridades o simplemente para dejar bien patente que somos superiores al resto. Con eso no quiero decir que seamos malas personas, noooo...lo que pasa que en cierta manera es divertido ser cruel en algunos momentos. Evidentemente, será más útil cuando nos tengamos que enfrentar a alguien que nos quiera hacer daño de verdad...de hecho, será mejor no utilizar nuestro punto cruel en un momento de calentón con los seres queridos, puede que nuestros calificativos mordaces den demasiado en el blanco...Porque a la hora de insultar jamás utilizaremos insultos típicos, es justo el momento preciso para sacar la vena cruel y remarcar los peores defectos del contrincante, exponer la cruel verdad de forma sencilla y contundente, para hacer ver al otro que es una completa mierda y que no tiene nada que hacer contra nosotras, humillarle de tal manera que no pueda ni mirarnos a la cara, y si hace algún amago de recomponerse, asestarle un golpe final que lo deje completamente hundido y sin opción a responder. Estas técnicas se emplearan a fondo como mecanismo de defensa, eso hay que reconocerlo, o simplemente cuando nos sintamos minimamente amenazadas. Puede parecer malicioso, pero si empezais a practicarlo...vereis que divertido!

2 Divagaciones:

Blogger psicótica anota...

mmm.. crueldad... me gusta como suena esa palabra, y demasiado tiempo que no la utilizo en todo su esplendor. Tiempo al tiempo..

7:44 p. m.  
Blogger neurótica anota...

uish....un poco bestia, quizá,no? estoy de acuerdo, SABEMOS ser crueles...pero tampoco lo utilizamos tan a menudo (O si?)
en fin, que me ha subido el complejo de bruja...o será que estoy sensiblera estos dias.
de todos modos, genial como siempre!
Un besote

11:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home